--:-- Hs
Buenos Aires

Por el aumento del transporte, el saldo de la SUBE se evapora y hay nuevas alternativas para cargarla

Imagen de noticia

A principios de este año, con el boleto mínimo de colectivo a $ 6 y el subte a $ 7,50, una carga de $ 100 en la SUBE era lo suficientemente holgada para durar hasta una semana. Pero después de los cinco aumentos de las tarifas del transporte, incluyendo el que rige desde este sábado que lleva el pasaje a $ 12, y el viaje de subte a $ 12,50, el saldo se evapora y la necesidad de renovarlo es constante.

Desde el sábado, una carga de $ 100 apenas alcanza para 8 viajes de menos de 3 kilómetros en colectivo. Con ese valor, hay que cargarla al menos cada cuatro días. O recurrir al saldo negativo, que desde este sábado pasa de $ 30 a $ 39.

Al mismo tiempo, aparecieron nuevas alternativas para hacerlo con mayor facilidad: desde más terminales automáticas en los corredores de Metrobus hasta un dispositivo hogareño, que permite validar las cargas de la SUBE por homebanking.

 

¿Cómo cargar la SUBE sin tener que bajar al subte o buscar un kiosco que ofrezca el servicio? Una manera es recurrir a los corredores de Metrobus, donde a las 17 terminales automáticas instaladas les están sumando otras 14.

En el Metrobus de la avenida 9 de Julio están en las paradas de Estados Unidos, Santa Fe, Obelisco Norte y Obelisco Sur.

En el de la avenida Juan B. Justo se las puede encontrar en las paradas de Francisco de Viedma y Casco, avenida Corrientes, Nazca y Santa Fe.

En el Metrobus Sur, hay una terminal en Chiclana y Boedo. Y en el Norte, en las paradas de Olleros, Congreso y avenida General Paz. Mientras, en el San Martín hay una en Paysandú.

En el Metrobus del Bajo había sólo dos, en Alem y Sarmiento y en la parada de Marcelo T. de Alvear. Pero ahora están instalando 14 más, de tal manera que en casi todos los puntos de su recorrido será posible cargar la SUBE.

Otras dos terminales están en los centros de trasbordo de Rivadavia y San Pedrito y de Rivadavia y Salala, a la altura de la plaza Flores.

Desde SUBE indican que en la Ciudad hay 282 terminales instaladas en lugares públicos. Y que para fines de 2019, el objetivo es que las haya en todas las estaciones de Metrobus de la Provincia de Buenos Aires.

Otra manera de cargar la SUBE es la electrónica, a través del homebanking, cajeros automáticos o las apps Todo Pago y Mercado Pago. Pero para poder usarla, el usuario tiene que pasar por una terminal automática para validarla. El motivo es que la tarjeta tiene que conectarse a Internet para que se le acredite la nueva carga.

La opción más novedosa para acreditar una carga electrónica es el dispositivo Conexión Móvil SUBE, que permite hacerlo en forma hogareña y sin ir a una terminal. El aparatito es un pequeño lector de tarjetas, que también permite consultar el saldo y ver la información de las últimas diez cargas realizadas. Para validar una nueva, sólo hay que conectarlo por USB a una computadora, celular o tablet, que a su vez deben tener descargada una aplicación.

El dispositivo permite validar hasta 10 cargas por día y no necesariamente de una misma tarjeta. Por eso se puede compartir con familiares, amigos o compañeros de trabajo.

La comodidad tiene su costo: cuando lo lanzaron en agosto tenía un precio promocional de $ 490, pero ahora el precio oficial del dispositivo es de $ 780. Se lo puede comprar a través de la web conexionmovilsube.com.ar.

Fuente: Clarin.com

volver al inicio

Descargá la app para ANDROID

Descargá la app para IPHONE

Volvé a escuchar ...

Facebook